Personalidad

    A medida que vamos creciendo oímos a nuestros padres hablarnos de la personalida en los términos siguientes: “este niño no tiene personalidad, se va con cualquiera y hace lo mismo que su amigo” o “hija, qué personalidad tienes, que cabezota. Si no te gusta, pues nada, no te gusta, no cedes”.

    Al principio, no sabemos de qué nos están hablando, pero cuando empezamos a madurar tomamos conciencia de nuestra personalidad, de lo fuerte o débil que la estamos formando. Pero, sobre todo, nos damos cuenta de los fácil que es perderla, abadonarnos e impregnarnos de la esencia de otro ser, y más, si éste es la persona que amamos.

     ¿Por qué nos cautivan aquellas cosas que cautivan a las personas que amamos? ¿Acaso porque forman parte de ellas? ¿O porque son como un trocito de su alma? Amar sus libros favoritos, película, canciones…al principio como una manera de acercamiento y finalmente por impregnación quedamos prendados y atrapados de todas ellas. Reducimos y escondemos una parte de nuestra personalidad para adaptarnos a los gustos del otros hasta que se convierten en nuestros también. No por ello abandonamos los nuestros, tan sólo los “escondemos” durante un tiempo. Y tampoco lo estoy juzgando como algo malo, sino como una realidad, algo que sucede.

      Lo más triste es darnos cuenta cuando perdemos al ser amado que son esos libros, esas película y canciones las cenizas que en ese momento solamente podemos amar, tocar, ver respirar…sentir, al fin y al cabo. Como una prolongación del ser amado en su extensión etérea, invisible, incierta… Amarlo todo como si estuviera, disfrutarlo todo, saborearlo todo…como un niño pequeño saborea su primera fresa*.

                                                                                                 MEP

* He escogido esta fruta y no otra por un poema que aparece en el libro “Retrato de bañista” de Julio Llamazares.

maduixes.jpg

Anuncios

1 Response so far »

  1. 1

    Claudedeu said,

    Hablando de Julio Llamazares, le recomiendo la lectura de “La lluvia amarilla”.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: